Problemas en la caja de cambios automáticas por no realizar el mantenimiento.

Una caja de cambios automáticas consta de diversos componentes eléctricos, hidráulicos y mecánicos.

Debemos realizar un manteniendo a nuestra caja de cambios que se fundamenta básicamente en:

Revisar el correcto nivel de aceite ATF, si este nivel no es correcto es que tenemos alguna fuga. Debemos además realizar el cambiodel mismo entre los 40.000-60.000 km junto con el filtro y la junta del cárter. Evitaremos problemas como ATF degradado y filtro taponado por la posible suciedad.

Revisar el radiador, este no debe de estar sucio para la correcta refrigeración del aceite ATF que a su vez lubrica, refrigera y hace funcionar correctamente la caja de cambios automática.

Revisar el cable, modulador o gobernador, en cajas antiguas, que si está desajustado o sucio, puede  producir un adelanto o retardo en los cambios y como consecuencia un exceso de patinaje en los discos de embrague  y si estos patinan contaminan o ensucian el aceite ATF. Como consecuencia  de estos se pude obstruir los conductos de la caja de cambios por donde circula el aceite ATF y su posterior rotura.

Y centrándonos en la parte electrónica de la caja de cambios, algunos  componentes están ubicados dentro de la caja de cambios como  es la unidad electrónica o centralita, donde un mal funcionamiento de la misma  pude ser debido a algún componente externo como los sensores, cableado o la computadora del vehículo. También es posible que el alternador o la batería puedan ser causantes de  fallos en la caja de cambios causados por temas eléctricos. Deberíamos de revisar en la medida de lo posible estos componentes para evitar posibles fallos.

Pero, ¿qué le puede ocurrir a la caja de cambios si este mínimo mantenimiento no se realiza?

Primeramente notamos que la caja de cambios no va funciona como debiera.

Como consecuencia de seguir usando la caja de cambios sin realizar  el mínimo mantenimiento, esta puede sufrir las siguientes averías: 

– La caja no cambia de marcha o no lo hace correctamente o el cambio da tirones.

– Se produce resbalamiento en las marcas del vehículo.

– Existe  poca aceleración a bajas velocidades.

– El coche vibra pero principalmente ralentí.

– Rotura de la caja de cambios…

Para más información, visita este enlace

Leer más